• VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
  • VTEM Image Show
Show Slideshow
 

 

altYa sea para endurecer el abdomen o ejercitar las piernas, o si queremos vitalizar nuestra circulación u oxigenación, incluso si queremos sentirnos más dispuestos o con ánimo para alguna celebración nocturna. El movimiento corporal es uno de los mayores estimulantes naturales para el organismo. El cuerpo parece tender al no movimiento cuando nos sentimos decaídos, tristes o deprimidos.

Sin embargo, el ejercicio físico o el puro movimiento corporal pueden ser de gran ayuda para vigorizar y armonizar no solo nuestro organismo sino nuestros estados de ánimo depresivos.

El punto clave esta en tomar la iniciativa, decidir que es lo que queremos lograr con el ejercicio en determinado momento, y entonces comenzar a mover el cuerpo con dicha intensión.

Movimientos para elevar el ánimo y fortalecer el espíritu

Si te sientes deprimido, ansioso o apático, y ya llevas días así sin ninguna causa en especial, es muy recomendable que comiences una rutina de movimiento, de forma que tu cuerpo y tu ánimo vayan haciendo circular una nueva energía. Si te dejas llevar mucho por estos estados de depresión y apatía, cada vez serán más fuertes. Recuerda que tu atención es poderosa, sobreponerte es tener la voluntad de dirigir tu cuerpo hacía el ánimo que deseas. Así que haz un esfuerzo y comienza por elegir lo que más te atraiga de las siguientes alternativas. Toma en cuenta que el realizar cualquiera de ellas te hará descansar mejor por las noches, mejorará tu circulación y fortalecerá tu cuerpo en general.

Baila: moverse con música animosa es una de las mejores formas para comenzar a despejar la depresión o apatía. Lo ideal es conseguir un grupo de danza y meterse a bailar ahí, pero si esto no es posible puedes comenzar en tu casa. Usa música del radio o alguna que tengas por ahí, y entonces déjate llevar. Si nunca has bailado sola o solo es posible que sientas vergüenza o cosas así. Pero créeme: bailar a solas estimula extraordinariamente la confianza, el ánimo y, sobre todo, una actitud muy vigorosa.

Práctica yoga o un arte marcial: Este tipo de prácticas, por medio de posturas, movimientos corporales y respiración adecuada, nos ayudan a liberar tensiones o cargas en el cuerpo que pudieran estar obstruyendo nuestra vitalidad.

Camina o trota a solas: salir a caminar durante una media hora al día es una terapia muy relajante. Mientras la caminata hace circular sangre y energía por nuestro cuerpo, cuando se practica a solas estimula nuestra reflexión, nuestro sentido de consideración y creatividad. Si la realizas en un parque, mucho mejor.

Ejercicios para fortalecer el cuerpo

Fortalecer y embellecer tus pies y piernas: corre veinte minutos al día y sube escaleras. Busca un lugar que tenga muchas y cada día ve aumentando poco a poco dos o tres escalones más. Hazlo hasta que las subas de corrido. Si no tienes unas escaleras disponibles, toma un pequeño banquito del tamaño de un escalón y súbelo y bájalo contando las veces que lo haces, de manera que poco a poco vayas aumentando el número de veces. Para las piernas también es ideal andar en bicicleta. Procura traer buen zapato y calceta deportiva para evitar lesiones y conservar tus pies sanos.

Abdomen de tabla: ¿Quieres lucir un abdomen envidiable? Para solucionar un abdomen abultado y flácido práctica diariamente los siguientes ejercicios. Recuerda que la constancia es indispensable.

1. Tiéndete boca arriba, eleva las piernas formando un ángulo de 90º. Pon tus brazos detrás de la nuca, relaja tu cuello y eleva el tórax hacía enfrente, como si quisieses tocar con tu frente las rodillas. Sube y baja varias veces el tórax lo más rápido que puedas. Si eres principiante cuanta diez, y poco a poco ve aumentando. De modo que vayas haciendo series de diez o veinte.

2. Para tonificar tus músculos abdominales, túmbate en el suelo boca arriba y pon tus manos debajo de tus glúteos. Ahora eleva tus piernas unos 10 cm. Del suelo y comienza a subir alternadamente una y otra. Si eres principiante cuenta un minuto y descansa. Y ve aumentando gradualmente.

Fortalecer glúteos y espalda: Para fortalecer y dar tono y volumen a tus glúteos realiza este ejercicio cada día:

1. Ponte al lado de una silla de pie y bien derecha, apretando el abdomen. Luego avienta tu pierna muy derecha hacía atrás y ahí mantenla subiendo y bajando sin tocar el suelo.

2. Haz series de diez y luego, realiza el mismo ejercicio pero con la pierna flexionada.

3. Espalda: Ponte boca abajo y coloca tus manos en la nuca. Eleva tu torso de manera que se despegue del suelo. Sube y baja sin tocar el suelo contando series de 10.

Embelleciendo los brazos: Si tienes los brazos flácidos y delgados haz el siguiente ejercicio:

1. Colócate como si fueras un gato, con las manos y los pies apoyándose en el suelo. Pon tus rodillas un poco más atrás que las caderas. Junta tus manos al frente. Al espirar, flexiona los codos y baja el tórax hacia las manos evitando que se hunda la espalda por la cintura. Al inspirar, regresa a la posición inicial. Házlo hasta que puedas realizar 30 veces en un minuto.

Pechos firmes:

1. Consigue una pelota de plástico flexible. Siéntate en una silla y ponte muy derecha, con el abdomen apretado. Junta tus manos alrededor de la pelota y ponla a la altura del pecho, con los codos formando una línea recta con tus hombros. Aprieta la pelota suavemente unas 60 veces por minuto.

2. Acuéstate todas las noches en una tabla inclinada durante 20 minutos. Esto tonificará y endurecerá los músculos de tus pechos.

 

Fuente: Conversando en Positivo

 
Tenemos 15 invitados conectado(s)